Buscar
  • Florinda

VIVERO CAFÉ · PARTE III




10 de noviembre del 2015 – Florinda Café había ganado la beca en Naves del IAE.

Me iban a ayudar a evaluar y desarrollar mi proyecto de una cafetería para viveros urbanos. Qué nivel de felicidad sentí ese día!

La experiencia comenzaba el 28 de mayo, así que contaba con seis meses y monedas para estar “lo más lista posible”, y no tenía idea de qué hacer en esos 6 meses.

________________

En esa época miraba una charla Ted por día. Estaba fascinada con el hallazgo.

Una de esas noches, preparé algo rico de comer y me puse la charla Ted del día.

Fue un antes y un después.

Los cambios son procesos largos, en mí particularmente larguísimos, pero hay momentos bisagra.

________________

Esta fue la charla Ted que miré esa noche:

https://www.youtube.com/watch?v=Lp7E973zozc

Está en inglés con subtítulos también en inglés. Para quién sepa el idioma, o conozca alguna app genial que genere los subtítulos adecuados, la recomiendo muchísimo.

Para quien no pueda o quiera verla les hago un escueto resumen a continuación.

Quien vaya a verla, no lea ahora mi resumen jaja, véanla y vuelvan, así no les arruino ni un segundo de las palabras de esta mujer!

Dejo un espacio vacío a modo de pausa, para quien esté viendo el video.

________________

La genia de Mel Robbins en su discurso Ted dice que durante todo el día tenemos ideas que pueden cambiar nuestras vidas. Que pueden cambiar el mundo. Y que las dejamos pasar en vez de activarlas.

Tan simple. Tan real.

Según ella apretamos el snooze del despertador a nuestras propias ideas geniales y seguimos nuestras vidas dormidos, en vez de activarlas y lograr todo aquello que queremos lograr.

Sus palabras son bravas e intensas pero termina la charla dando una herramienta concreta para quien después de escucharla toma la decisión de despertar.

La herramienta es: La regla de los 5 segundos.

La regla de los 5 segundos supone: que entre nuestra IDEA y apretar el botón mental de POSTERGAR IDEA, tenemos 5 segundos mentales. En que si somos muy veloces y activamos de alguna manera esa idea, le ganamos al mal hábito mental de postergar.

Nota al pie: la manera típica de postergar una idea es desestimarla por insólita. Así que si estás pensando que todas tus ideas son ridículas e irrealizables… atenti! jeje

Quiero dar un ejemplo simple por si no miran la charla para que quede claro que es algo simple que hacemos todos los días, y que cambiarlo requiere mucho esfuerzo pero que también es simple.

Se nos cruza una idea x: “me gustaría saber si el gobierno de la ciudad da clases de pintura gratuitas”.

Si en ese momento activás alguna acción, desde googlearlo hasta preguntarle a esa amiga tuya que todo lo sabe, tenés más chances de avanzar con esa idea.

Según Mel si no hacés nada en ese instante, al segundo 6 la mente ya te dijo: que igual no tenés tiempo de empezar pintura, que de todas maneras seguro las clases no son tan buenas si son gratuitas, que probablemente son muy lejos de tu casa y por sobre todas las cosas… que sos incapaz de dibujar un cuadrado con regla y que te salga bien.

Insisto quien pueda y quiera escuche la charla porque es un sacudón formidable.

________________

Qué tiene que ver todo esto con lo que les estaba contando?

Decidí que durante los 6 meses que tenía antes de NAVES iba a poner en marcha todas las ideas que se me venían a la cabeza antes de apretar el snooze.

________________

IDEAS***

*

Tenía ganas de empezar a pintar acuarelas botánicas. No pintaba desde los 10 años.

Le mandé un mensaje a Jo, mi amiga Rock Star de las ilustraciones, que hizo el logo de Florinda para Naves. Ella me recomendó a Juan Reos, y básicamente me cambio la vida.

https://juanreostaller.blogspot.com/

https://cargocollective.com/joechandi

*

Quería hacer un curso de sustentabilidad, y me anoté en uno gratuito de Future Learn.

Lo recomiendo muchísimo, me encantó!

https://www.futurelearn.com/courses/sustainability-society-and-you

*

Se me cruzó la idea de aprender a hacer una huerta y empecé a investigar por todos lados hasta que me enteré que el Jardín Botánico daba talleres y envíe un mail.

Resultó que me invitaron a una charla para entrar como voluntaria en el Jardín Botánico y me generó curiosidad. Tiempo para hacerlo tenía.

Puse un pie en el Botánico y me enamoré del invernadero principal. Una cosa llevo a la otra y terminé como voluntaria/asistente/aprendiz de Antonio. El encardado del invernadero principal del jardín botánico. Empleado del lugar hacía fácil 40 años.

Todo lo que sé de plantas de interior lo aprendí de Antonio. Un hombre con carácter, determinado, que había estudiado mucho la materia, pero que claramente estaba mucho más atravesado por su extensa vivencia diaria de la naturaleza.

https://www.buenosaires.gob.ar/ambienteyespaciopublico/mantenimiento/espaciosverdes/jardinbotanico

________________

Esa experiencia fue decisiva. Mi proyecto iba a hacer foco en las plantas adaptables a interiores. Estuve casi un año regando, removiendo tierra y quitando hojitas secas de Helechos, Bromelias, Begonias, Philodendros de todos los colores, Palmeras, Agaves.

Qué bellezas!

Pasaba horas acomodando cada planta, era como meditar. Me costaba mucho sostenerlo, pero me daba una paz…

Todo el año leí sus nombres científicos, pero no hubo caso. Bastante que aprendí sus versiones populares y sus familiaridades.

________________

28 de mayo del 2016 – Llegó el día. Primer encuentro de Naves. Ya me sentía más preparada para encarar un proyecto botánico urbano y sustentable.

En unos días les cuento la magia que ocurrió el primer día en Naves.

68 vistas

© 2020 creado con amor por FELIZ Comunicación & Contenidos